Exigimos que se resuelva YA la problemática de las jubilaciones docentes en Río Negro
jueves, 23 de septiembre de 2021
Image Desde UnTER Bariloche seguimos en reclamo para que se resuelva definitivamente la problemática de las jubilaciones docentes en Río Negro. Todavía el Gobierno de Río Negro no ha realizado una propuesta para ANSES sobre cómo se van a incrementar los aportes que por Ley nos corresponden, para que lxs trabajadorxs de la educación podamos tener una jubilación digna. Desde nuestra organización exigimos que se defina con urgencia regularizar la situación. Es inadmisible que un Estado provincial pague a sus trabajadorxs el 80% de los salarios de manera no remunerativa (sin aportes a la caja jubilatoria ni a IPROSS).

El salario remunerativo de los trabajadorxs de la educación a principio de 2014 era del 70% en promedio, pero cayó brutalmente y actualmente, en 2021 tiene solo el 18% del salario con carácter remunerativo. Esa política llegó al máximo de su expresión cuando en el acuerdo paritario provincial del año 2016, el ítem salarial “Formación Docente” pasó de ser remunerativo a tener carácter no contributivo. Este hecho sucedió sin siquiera analizarse ni aceptarse en ningún acuerdo explícito.

La política de disminución sistemática de aportes patronales y contribuciones de los trabajadorxs docentes fue aprobada en distintos acuerdos paritarios provinciales, hecho que contribuyó al desfinanciamiento de nuestro Régimen previsional, ya que los aportes y contribuciones alcanzan hoy para cubrir 1 de cada 3 pesos del financiamiento del Régimen (el resto son aportes estatales: impuestos específicos, aportes del FGS, etc) mientras que en el Régimen general los aportes y contribuciones financian más del 55% del total. Tendió a la baja del Ripdoc perjudicando la movilidad de los jubiladxs y pensionadxs docentes, ya que los aumentos sin aportes, es decir, con carácter no contributivo de lxs trabajadorxs activxs de Río Negro bajan el promedio de las remuneraciones a tener en cuenta para la estimación del índice en cuestión. Por eso Río Negro tiene el básico más bajo del País y no ocurre lo mismo con el sueldo bolsillo. Esa política de disminución de la parte remunerativa que, si bien afectó y afecta claramente los aportes docentes al sistema previsional, no generaba un perjuicio directo al cálculo del haber inicial de lxs jubiladxs, ya que por acuerdos paritario del año 2007 se regulariza el monto de las sumas contributivas dos años antes de la jubilación. Como consecuencia de esto el haber inicial guardaba relación con el salario bruto al cese, pero sin tenerla directamente con los aportes que deberían haber efectuado durante toda la vida laboral de cada unx de lxs trabajadorxs para sostener a lxs jubiladxs actuales.

En el año 2005 y mediante el Decreto Nacional N° 137, se restableció el Régimen Jubilatorio Especial Docente enmarcado en la Ley N° 24016 luego de más de 10 años de lucha de lxs trabajadorxs de la educación encabezada por la CTERA. Hasta ese momento los haberes previsionales de lxs maestrxs se regían por la Ley N° 24241, es decir por el Régimen General, jubilándose a los 65 y 60 años de edad y con haberes más bajos. Este logro implicó que lxs trabajadores de la Educación comenzaran a cobrar una tasa de substitución del 82% móvil y que la edad de jubilación para las mujeres bajara a 57 años y a 60 años para los varones, tras 25 años de servicio. También implicó algo inédito y que demostró la importancia de la gestión de la CTERA, ya que se logró el pago de actualizaciones muy importantes para lxs docentes jubiladxs en años anteriores con otras leyes y montos mucho más reducidos. Siempre se debe recordar que esto fue el resultado de un acuerdo entre la CTERA y el Gobierno de Néstor Kirchner, fruto del reconocimiento de años de lucha del colectivo docente de todo el país.

En cuanto al cálculo del haber inicial jubilatorio es claro: el Decreto N° 137 toma lo establecido en la Ley N° 24016, pero solo permite una opción que es el cálculo en base al último haber percibido al cese en actividad. El cálculo total se realiza de la siguiente forma: se efectúa el cálculo de la jubilación ordinaria donde se prorratean los haberes remunerativos de los últimos 10 años, y a ello se le suma un complemento docente que es resultado de la diferencia de ese cálculo y el 82% del salario bruto al cese. En este punto cabe una aclaración, esta fórmula de cálculo presupone que no existe una diferencia tan abismal entre las sumas remunerativas que un docente percibe en su carrera docente, con las que percibe en su último año de actividad laboral.

En 2011 y a partir de otro acuerdo entre CTERA y el Gobierno Nacional (en este caso de Cristina Fernández de Kirchner) estableció el RIPDOC como índice de movilidad de los haberes previsionales docentes, determinando dos aumentos anuales (marzo y septiembre). El aumento de marzo de este índice se calcula en base a los incrementos salariales remunerativos de los activos, y promediando los aumentos otorgados en las 11 provincias con caja transferida a Nación del último semestre del año anterior. Para el aumento del Ripdoc de septiembre se promedian los incrementos del primer semestre de ese año.

En los últimos años, buena parte de los aumentos salariales se aplicaron al ítem estado docente a tal punto que hoy, representa más del 50% del salario neto de los activxs.

Según lo manifestado por las autoridades del ANSES y en función del cálculo de una jubilación anticipada, el sector de contralor de dicha dependencia detectó que el ítem “estado Docente” no es remunerativo salvo en los dos últimos años previos al momento de otorgar la jubilación.

Frente a esta situación, que el ANSES considera irregular para sostener los haberes jubilatorios con los aportes de los activos, desde contralor se determinó que para el cálculo de los haberes de las nuevas jubilaciones docentes de nuestra provincia no se tuviese en cuenta el ítem Estado Docente. Ante la situación de tener que liquidar las jubilaciones sin el ítem “Estado docente”, las UDAI de la provincia decidieron detener los trámites jubilatorios hasta que la situación se resuelva. Si las jubilaciones docentes se hubiesen liquidado sin el ítem mencionado el resultado hubiese sido un brutal 42% sobre el salario bruto en actividad y no el 82%.

Al tomar conocimiento de esta compleja situación, el compañero Jorge Molina Secretario de asuntos previsionales de CTERA y desde dicha secretaría se comenzaron a realizar las averiguaciones con las autoridades de las UDAI de Roca, Cipolletti, Bariloche y El Bolsón. Al certificar que el motivo de dicho retraso en la finalización de los trámites jubilatorios tenía que ver con la situación relatada anteriormente, se realizaron las siguientes acciones:

1) Se elevó una nota a Manuel de Benedictis (Director de relaciones institucionales de ANSES) en la que se expresa: …. que los y las trabajadoras de la educación de Río Negro no optaron por no hacer los aportes correspondientes, y que por ende era menester destrabar las jubilaciones, liquidarlas con el ítem “estado docente” y resolver el problema del componente no remunerativo salarial, con la patronal provincial.

2) En reuniones presenciales y virtuales mantenidas con autoridades de las UDAI anteriormente mencionadas les solicitó que realizaran las gestiones necesarias para destrabar esta situación.

3) En agosto y en función de que la situación no estaba resuelta se le solicitó a la Directora de ANSES, Fernanda Raverta la resolución de este problema, aclarando que bajo ningún punto de vista se puede perjudicar a los trabajadores y trabajadoras, modificando el cálculo de los haberes jubilatorios y que se debía exigir a la provincia que solucione el problema del desfinanciamiento a la caja.

4) En fecha previa a la intervención con la directora nacional del ANSES el compañero Molina mantuvo una conversación con la compañera secretaria de jubilados de la UnTER Central en la cual se le informó lo actuado.

Del presente informe se desprende que el responsable principal de la situación actual es el gobierno provincial, que no realizó los aportes patronales ni de lxs trabajadorxs durante años en el ítem salarial que se paga sin aportes durante 23 de los 25 años de servicio de cada trabajadxr, es decir, sin realizar los aportes correspondientes.

El gobierno provincial debe realizar de manera inmediata una propuesta para hacer remunerativo el salario, que destrabe las jubilaciones y que permita la subsistencia a futuro de la caja de jubilaciones.