García Larraburu “Debemos avanzar en la creación de la defensoría de personas mayores”
miércoles, 22 de abril de 2020
Image Ante las circunstancias que nos toca atravesar como sociedad en estos difíciles momentos, la defensa de los más perjudicados se torna en una realidad concreta que nos llama a debatir y avanzar con el proyecto de Ley presentado el año pasado a fin de crear la defensoría de las personas mayores.

La vulneración de los derechos de las personas mayores, es una patología del neoliberalismo que promueve la cultura del descarte y que hoy se recrudece especialmente a partir de la pandemia .

Hablamos de patología, por más fuerte que parezca el término, porque justamente creemos que es una enfermedad planetaria, que aflora como una de las tantas secuelas del sistema-mundo al que asistimos, en el que prevalece la lógica de la depredación y el saqueo. Esta situación le es completamente funcional al sistema económico internacional vigente, pero desde nuestra percepción humanitaria y nuestro sentimiento de justicia (uno de los valores más hermosos que tenemos como pueblo) afirmamos que es una enfermedad social. Entonces, ¿qué hacemos ante este escenario?

Estoy convencida que una posibilidad de salida de esta gran crisis internacional, es la construcciòn colectiva de un nuevo tipo de ingeniería social, en la cual el valor de las cosas vuelva a la esfera de la producción y el sistema financiero recupere su función social. Si los Estados Nación recuperan su soberanía y las capacidades estatales entregadas al mercado, no se va a dejar a nadie afuera. “Los números tienen que cerrar con la gente adentro”, decía Cristina y hoy esa afirmación es más necesaria que nunca.

¿O acaso les parece casual que los Estados más siniestros y neoliberales sean los que promueven la violación de la cuarentena y dejaron morir a miles de sus compatriotas? Son los mismos que impulsaron reformas previsionales para recortar derechos y beneficios de las personas mayores, o los que se niegan a algo tan básico para nosotros, como es la universalización del sistema de salud público.

Nosotros somos otra cosa, nosotros queremos un país para todos y todas. Amamos a nuestros abuelos y les agradecemos sus enseñanzas. De sus aciertos y el aprendizaje de sus errores, hoy estamos intentando salir de esta crisis.

Por ello propusimos crear la figura del defensor general de personas mayores, confiriéndole atribuciones y deberes suficientes para defender y cuidar la tutela de sus derechos y garantías. El proyecto otorga la misma relevancia institucional que al Defensor del Pueblo o al Defensor General del Niño. Y esa institución se erige como el órgano de garantía de la aplicación de la Convención Interamericana sobre la protección de los derechos humanos de las personas mayores. En términos prácticos, la autoridad del nuevo órgano se constituye en el encargado de canalizar las denuncias de esta población y abogar por su resolución.

Consideramos que el tratamiento y sanción de esta normativa pasó de ser necesaria a urgente, dado el contexto de crisis sanitaria y económica al que nos enfrentamos.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy