Pobreza Controlada - por Gustavo Mario Fernández
martes, 14 de julio de 2015
Image

Pocas veces se ha reflexionado que así como la “pobreza controlada” es, económicamente, la manera de subsumir a las masas (permitiéndoles la falsa sensación de “seguridad” que provee un sueldo apenas ajustado, unos pocos “beneficios sociales” y la percepción de un jefe que alimenta más la carencia del arquetipo paterno que la conducción que significa un liderazgo), existe una “pobreza controlada” impuesta en esta Sociedad en lo cultural y en lo espiritual. Es “pobreza controlada” del espíritu la de creerlo satisfecho con el paso por alguna iglesia. Es “pobreza controlada” la del intelecto cuando se convence que la “(des)información” y el “entretenimiento” por sí mismas son suficientes para cierto “bienestar mental”. Los gobiernos someten a los pueblos con la pobreza crónica de trabajar tres cuartas partes de sus vidas (mídanlo en años, en días de la semana o en horas diarias) para mantenerse en una noria de la que no pueden elegir bajarse (y si no pueden elegir, ¿dónde quedó la mentada “libertad”?) y esa misma pobreza crónica se extiende a lo espiritual y a lo mental.
Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy