ADIOS ERNESTO RIOS
lunes, 22 de junio de 2015
Image

Hace unos días la muerte eligió para llevarse a nuestro amigo y columnista Ernesto Ríos. Su salud, en los últimos tiempos debilitada por las eternas luchas que jamás encuentran respuesta le dijo "basta en esta vida". No me es fácil escribir la crónica de una muerte. Me cuesta encontrar las palabras que resuman y destaquen lo que el muerto fue en vida, sobre todo cuando sus notas y sus escritos con los que permanentemente colaboraba con nuestra tarea nos hacía cercanos.
Ernesto Ríos murió en la soledad de su casa, de sus pensamientos y de sus escritos pero con el enorme amor de sus hijos.

Su lucha, sus enojos y su escritura contundente y certera en la denuncia, fueron un objetivo en su vida, y le dieron razón de ser a este viejo de carácter duro y corazón amable. "Se que no me van a contestar, pero voy a escribir hasta cansarlos" decía cuando analizaba la permanente falta de respuesta a sus pedidos.

Ernesto Ríos, ya no podrá recordarle a nadie más, que los nuevos temas que descubrimos con sorpresa, son los viejos temas a los que nunca se les dió respuesta y solución.

Aquellos que lo quisieron, seguramente lamentarán esta périda. Aquellos que siempre lo ignoraron, no piensen que podrán descansar tranquilos porque siempre es posible que algunas de sus palabras o alguna de sus investigaciones vuelva a resonar en sus conciencias, sobre todo en aquellos que sistemáticamente le escatimaron una respuesta a algunos de sus cientos de escritos.

Querido Ernesto, hasta siempre. El poder creer en una exisencia posterior, por lo menos reconforta.

Néstor Echarte

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy