dic
05
2021

Último momento

CONTROL PDF Imprimir E-Mail
lunes, 24 de noviembre de 2014

Control y controlar son neologismos muy recientes. Los diccionarios de hace un siglo saltan de contrito a controversia, sin pasar por control. Cuesta entender cómo pudimos vivir sin control hasta hace cuatro días, cuando hoy es uno de los grandes pilares de la vida y del trabajo. Los sinónimos que propone el diccionario (examen, comprobación, intervención) no tienen casi nada que ver con la filosofía y la praxis del control. Tampoco las simples definiciones de diccionario nos ilustran acerca de lo que realmente es el control. "Comprobación administrativa", "vigilancia o examen minucioso de los actos de alguien"... se trata siempre de aspectos del control. Hoy el control se ha convertido en una especie de segunda piel de cualquier actividad: es el que hace el papel de conciencia, de re-flexión, para asegurarse de que lo que se hace está bien hecho, conforme a cánones que no fijamos nosotros.

La palabra procede del francés controle (comprobación, verificación); su forma más arcaica es contrerole, que por contracción quedó en controle. Parece que en origen fue un invento de la Administración francesa, que consistía en un doble registro de verificación recíproca. Es evidente la composición de la palabra: contre por una parte, y role por otra, aportando cada uno de los dos elementos una carga significativa muy importante. Role, que hemos asimilado a nuestro léxico como "rol", derivado de role (registro, rollo de papeles), del mismo origen que nuestro "rollo". Los diccionarios dan para role las siguientes traducciones: 1. Foja (en leng. forense y en algunos países hispanoamericanos, hoja o folio), hoja de autos, rollo, registro de pleitos. 2. Rol, lista, nómina. 3. Papel en el teatro o fuera de él, interpretación. 4. Rollo de tabaco. Está claro que la idea que subyace en el término "rol" es la de "rollo" de papel, que así era como se guardaban antes los papeles, enrollados; eso en terminología jurídica y administrativa. Trasladado el término al ámbito del teatro, el "rol" es el "papel" que le toca a cada uno en el reparto (lo que los griegos llamaban dramatoV proswpa / drámatos prósopa y los romanos drámatis personae). Naturalmente que la idea de contre role se formó en el ámbito semántico administrativo. Se trataba de "rolar" contra dirección para detectar los errores que pudieran haberse producido en el desenvolvimiento o desarrollo del tema. Fue un gran invento la idea del contra-rol (de mover el rollo en dirección contraria; más o menos, como la prueba de la suma). Y en cada caso con la fórmula que ha convenido, se ha aplicado a todos los campos de la actividad humana.

Incluso da la impresión de que ha contaminado no sólo el hacer, sino también el ser del hombre. El someternos personalmente a control, a autocontrol más bien, ha afectado nuestro "rol", pasando el concepto del ámbito administrativo e industrial, al de la personalidad, al contra rol, a imponernos un rol contrario al que nos es propio. El enigma que nos queda por resolver, y que es bueno que nos planteemos, es dónde reside y desde dónde opera la dirección de este gran drama, y quién reparte los papeles. No los actores, por supuesto.

Mariano Arnal

 
< Anterior   Siguiente >

JoniJnm.es
 

Sindicación

 
 
View My Stats