dic
05
2021

Último momento

VIDA PDF Imprimir E-Mail
martes, 28 de octubre de 2014

Vita es como llamaban a la vida los romanos, así que la única evolución que ha sufrido ha sido la sonorización de la t. Eso en cuanto a la fonética. En cuanto al significado no nos hemos apartado casi nada. Cito como curiosidad que al igual que hoy, los romanos habían incorporado esta palabra al léxico cariñoso: Vita mea, vida mía; tu vita es mihi, tú eres para mí la vida; vita!, ¡vida!. Y Virgilio, una curiosidad más, le dio ya a vita el sentido de alma: vitae sine córpore, vidas sin cuerpo (las almas separadas de los cuerpos).

El examen de todo el campo léxico de vita da lugar a serias meditaciones: por empezar los diccionarios consideran que el verbo vivo, vivere, vixi, victum es la palabra primitiva, y el sustantivo vita es el derivado. Y que procede del griegobiow (bióo), con el mismo significado. Hasta aquí, sin novedad. Pero en cuanto nos pasamos a las otras sustantivaciones del verbo, surgen las preguntas: el supino de vívere es victum. De él procede, obviamente, el sustantivo victus, victus, que significa comida, alimento, sustento, medios de subsistencia, forma de vivir. Es digno de tenerse en cuenta que la palabra que significa sustento se use en latín de forma ordinaria con el valor de género de vida, costumbres, etc., porque es finalmente aquello que comemos lo que determina cómo vivimos. Pero tal como vamos avanzando, se agrandan las dudas. ¿Qué impide colocar la palabravíctima en el campo léxico de vivo, vívere a través del sustantivo victus, evidentemente obtenido del supino de vívere? Aparentemente, nada; y sin embargo los diccionarios alinean a la víctima en el campo léxico de vinco, víncere, vici, victum, vencer, cuya sustantivación es victoria. Si coinciden en el supino, es decir en la base de las formas nominales, el verbo vivo y el verbovinco, quién es el árbitro que nos diga que víctima procede del victum de vinco y no del victum de vivo? Pues en principio no hay más árbitro que elaborar dos columnas, poniendo en una los argumentos y los ejemplos a favor del origen en vivir, y otra columna a favor del origen vencer. A mí, de entrada, me sale más coherente y asentado como derivado de vívere, victus (vivir, comida), que devincere, victus (vencer, vencido), sobre todo porque las víctimas salen de los rebaños, a los que no hay que vencer; nunca de la caza, que podría pasar por una victoria.

Sorprende que en griego tengamos un doble término para denominar la vida: zwh(tzoé) y bioV (bíos). La primera de estas palabras, de la que obtendremos los términos zoología y zoológico, significa la existencia, la vida (su opuesto es la muerte). Se expresa también con ella la duración de la vida, el género de vida y los recursos para sostenerla. Su uso es mucho menos extenso que el del otro término, bioV (bíos), reservado sólo para designar la vida humana, el hecho de la vida y su duración, junto con los demás valores de zwh (tzoé). De él hemos derivado los términos biología y biografía. Los respectivos verbos nos dan la medida de la extensión de cada término: zww (tzóo) es verbo defectivo, muy poco usado, mientras que el verbo biow (bióo), el que se prefiere para la vida humana, es más usual. Tiene como valor singular, uno transitivo, que significa hacer vivir, salvar la vida.

Mariano Arnal

 
< Anterior   Siguiente >

JoniJnm.es
 

Sindicación

 
 
View My Stats