Feldman pone bajo la lupa el macrismo, la grieta y el ‘cambio cultural’
miércoles, 18 de septiembre de 2019
Image El sociólogo Saúl Feldman presentará su libro La consquista del sentido común – Cómo planificó el macrismo el ‘cambio cultural’, este viernes 20 de septiembre, a partir de las 18 horas, en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Comahue. El autor sostiene que “el gobierno de Macri convirtió al cinismo en una forma de gestión” y que la política comunicacional de Cambiemos capturó el sentido común para imponer un nuevo sistema de valores. “Hay que oponerle una emocionalidad distinta, anclada en lo colectivo”, propone.

Acompañará a Feldman en la presentación, el rector, licenciado Gustavo Crisafulli. La actividad está auspiciada por la Secretraría de Extensión Universitaria.

En una entrevista reciente que realizó el periodista Pablo Taranto en el diario Tiempo Argentino, Feldman sostiene que “el macrismo activó estos mecanismos de reformulación y conquista del sentido común en una época y en un contexto cultural global de deterioro de los grandes liderazgos, que exige un simulacro de horizontalidad entre representantes y representados, una “simpleza” discursiva que los acerque, y en el que toda una fenomenología del individualismo tiñe las conductas, los consumos, las elecciones más íntimas de las personas. Claro, la conquista del sentido común abre muchas puertas, rendijas hacia el alma de la gente por las que se va colando un nuevo sistema de valores, una cosmovisión signada por los parámetros de la actual etapa del neoliberalismo global: emprendedorismo en lugar de trabajo genuino, meritocracia en lugar de igualdad de oportunidades, etcétera. Porque el macrismo publicitó el cambio no sólo como cambio de signo político, sino como cambio cultural, como implementación de un sistema de valores que se operacionaliza mediante toda una terminología estrictamente diseñada para inocularlos en el imaginario social”.

El periodista le consultó si la ‘grieta’ forma parte de esta terminología, a lo respondió que “ha sido quizás el término más funcional a esa construcción, en términos de apelación a la emocionalidad que busca exacerbar, básicamente, el sentimiento de odio. Pero no es un descubrimiento del macrismo, sino un concepto básico utilizado por regímenes autoritarios, el nazismo sin ir más lejos: cuando presenta al pueblo alemán, pensado como una unidad, en crisis, dividido, postula que tiene que haber un responsable, que son los judíos, un elemento antinatural que debe ser eliminado para que esa estructura, el pueblo alemán, se reunifique. Los argentinos estamos desunidos, dice el macrismo. ¿Quiénes producen esa división? Los K. Entonces hay que suprimirlos. Esta tergiversación del odio, de su origen y sus efectos, está en el centro de lo que llamo discurso cinicrático”.

El libro aborda temas de gran actualidad, con una análisis muy crítico e indispensable en esta etapa de la Argentina. El viernes será una gran oportunidad para tener un encuentro mano a mano con el autor.