MÓNICA
martes, 27 de agosto de 2013

Parece que su origen es Mónaca, ermitaña; habiendo surgido este nombre en los primeros tiempos del cristianismo en el norte de África, tierra en la que se inició el espíritu eremítico, es razonable pensar que fuera éste su verdadero significado, y que debió nacer como un sobrenombre con el que se denominaría a las mujeres que llevaban una vida piadosa y austera propia de ermitañas. El tiempo y el valor positivo y elogioso que se dio a este sobrenombre, acabó convirtiéndolo en nombre. La palabra Mónaca que dio origen a Mónica es de origen griego. Deriva del adjetivo monoV (mónos,el mismo con el que se formaron monarquía, monasterio, monólogo) que significa solo, único. Es éste un nombre que nunca ha dejado de llevarse, pero que ha mantenido siempre su singularidad. www.elalmanaque.com