Pega señaló que en el Ministerio no tienen nada que ocultar
viernes, 01 de agosto de 2008

Image(APP, Viedma)-El ministro de Familia de Río Negro, Alfredo Pega, señaló que “me llama la atención que la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, en una semana pide hacer un informe en la Legislatura por dos temas que tienen que ver con la cartera a mi cargo”, subrayando que “nosotros estamos dispuestos a ir también al parlamento a contestar a todas sus inquietudes y si es posible a recorrer sobre terreno todos los hogares nuestros, los sistemas de proveedores y los depósitos, no tenemos nada para ocultar”. Hay que recordar que el juez Pedro Funes allanó las instalaciones de Flavors y Cía SA, la firma que provee al Estado rionegrino de alimentos preelaborados, a partir de una denuncia pública sobre este tema de la Defensoría. Piccinini pidió también hacer un informe in voce en la Legislatura sobre esta temática y niñez y adolescencia. Pega dijo a la agencia APP sobre la defensora que “es difícil charlar con alguien que plantea pedidos de renuncia” y que tiene como metodología “primero ‘tira’ a los medios que después algo queda, primero va a los medios y después pregunta cómo son los trámites normales”.

Señaló el funcionario que "no tengo en el Ministerio ningún planteo de la defensora. Al juez si lo llamé para ponerme a disposición, pero todavía no tengo ninguna información. Al Fiscal de Investigaciones también lo llamé para ponerme a disposición, pero escrito no tengo nada".

Explicó que “estamos absolutamente resguardados porque desde este Ministerio no se paga ninguna factura de ningún proveedor si no tiene los controles bromatológicos de Salud Pública de la provincia. Es un proceso que se realiza porque la legislación vigente así lo exige. Muchas veces se ha discutido esto porque en algunas oportunidades los laboratorios de Salud Pública están desbordados y tienen que trabajar mucho tiempo o en exceso en momentos que se producen entregas, porque ahora los programas alimentarios son masivos. Pero en esto estamos absolutamente cubiertos”.

Indicó que “por supuesto hay un planteo de la parte de producción, de la forma de producción, pero eso en el fondo no nos compete a nosotros. No obstante hemos tomado algún recaudo, aunque siempre en función de lo periodístico porque yo quiero decir que la única información que tenemos es periodística”.

Negó que lo haya contactado la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, señalando que “hay una metodología, primero ‘tira’ a los medios que después algo queda, primero va a los medios y después pregunta cómo son los trámites normales. La última vez que estuvimos charlando con la defensora fue amigablemente en temas que tenían que ver con niñez y adolescencia, pero después hizo público el pedido de renuncia mío, o sea, es difícil charlar con alguien que plantea pedidos de renuncia”.

Reiteró que no se pagan facturas referidas a productos alimenticios sin la certificación de Bromatología y además “tenemos controles exhaustivos en cada uno de los lugares donde se decepcionan los alimentos, porque muchas veces como van en camiones a distintos puntos de la provincia, hay reclamos que algunas cajas llegan rotas o las latas se abollan. Hay un fuerte control en la recepción, que eso ya no es a nivel de laboratorio, pero sí por la gente que lo recibe”.

Sobre cuestionamientos a la calidad de los alimentos preelaborados, indicó a la agencia APP que “yo estuve en el municipio (de Jacobacci) en la década del ’90 y cuando se llevó adelante la política de comedores masivamente se distribuía un 100% de alimentos preelaborados. Hoy no hay ningún programa que supere el 30% de preelaborados, que creo que es parte de la dieta de cualquier argentino”.

Ejemplificó que “el Comer en Familia, que tiene un presupuesto que supera los 35 millones de pesos, sin poner el recurso humano, tiene un 40% en tickets, que es todo fresco, y el 60% en módulos. Del módulo, un 40% tiene alimentos preelaborados y un 60% en genéricos, como fideos, aceite, azúcar, tomate la natural, conservas, harinas, etc. Pareciera que el 100% del Comer en Familia fuera preelaborados, pero es menos del 30%, lo que nos garantiza también que la dieta sea similar en toda la provincia”.

Informó respecto a las escuelas que “de los 28 millones de pesos, el 50 ó 60% es la merienda, con leche entera, barra de cereales, no hay nada de preelaborados, y de los comedores tenemos el fresco que entregamos vía municipios y después un porcentual en preelaborados. Pero en el monto general que invertimos en las escuelas no supera el 20%”.
Al consultársele porqué solamente se compra preelaborados a Flavors y Cía., indicó que “porque es la que se presenta a las licitaciones. Yo viajé una vez a la planta de la empresa en San Luis y eran proveedores de La Anónima, de los caldos Knorr, puré Chef, etc..”. (APP)

 

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy